Mis primeros pasos en mi vida como Freelancer

Mis primeros pasos en mi vida como Freelancer

Luego de muchos años trabajando en el área de las tecnologías y con la experiencia que tengo hoy día, quiero compartir ese conocimiento con ustedes. Me siento un eterno aprendiz, creo que nunca dejamos de aprender, incluso cuando nos marchamos a otro plano, creo que ahí continuará nuestro aprendizaje. Por eso decidí iniciar una serie de artículos destinados a los que, como yo en su momento, quieren empezar su carrera como freelancers. Amigx que me estás leyendo, quiero que sepas que no estás solx en este camino que estas emprendiendo, aprendamos juntos como ser cada vez mejores en lo que nos apasiona.

No se puede ser Freelance sin un espíritu emprendedor

Mis primeros pasos como Freelance ocurrieron sin darme cuenta, una cosa llevó a la otra. Desde la universidad tenia una gran vocación por el estudio y la investigación, recuerdo que entre mis compañeros nos reunimos a desarrollar software y siempre conversábamos sobre desarrollar servicios y productos que cambiarían el mundo. ¡Eramos unos pelaos!

Por allá en el año 2.002 todos usábamos los viejos disket para programar y compilar software, hicimos un boceto conceptual sobre un paquete de 10 Mb de almacenamiento, luego salio el primer pendrive o memoria flash de 10 MB, que tiempos aquellos, eramos jóvenes soñando con hacer algo grande en el mundo tecnológico.

Cuando empezamos a ver una de las primeras materias de programación, vimos el potencial de estas poderosas herramientas, hicimos sistemas de inventario, bibliotecas, control de estudios. Recuerdo una época que visitamos varios locales comerciales para ofrecer nuestros servicios en el desarrollo de software, nuestras herramientas eran Visual Basic 6.0 con MS Access, por supuesto los dueños de los locales nos veían extrañados que muchachos de 20 años fueran a proponerles sistemas para llevar sus negocios mejor. Fue poco lo que concretamos pero sin duda una experiencia muy valiosa.

Programa y después compila

Luego en el año 2.004 comenzamos materias de lenguajes de programación más sofisticados, incluso hoy lo son, C++ y Java fueron realmente mi primera experiencia de tecnologías escalables y muy potentes, donde podíamos hacer prácticamente cualquier cosa, mis profesores fueron tipos muy exigentes y por lo general medios locos – de forma positiva- creo, al parecer es un rasgo necesario para los desarrolladores de software, tener una forma de pensar diferente al resto de las personas.

No te preocupes por tantos errores, después de un error viene otro error, pero al final de cuentas todo compila.

Luego conocí los sistemas basados en la web, HTML y Javascript fueron tecnologías reveladoras para mí, desarrollar mi primera página web y montar mi primer servidor Apache después de muchos errores fue increíble, me adentré en un mundo donde el despliegue de mis sistemas era prácticamente inmediato, mi computadora Pentium 4 con una IP dinámica se convirtió en centro de experimentos, mi familia bromeaba en casa, que no se podía tocar la computadora porque mi hermano y yo, ambos informáticos, nos la pasábamos experimentando con diversas tecnologías en casa, son buenos recuerdos que llegan a mi mente mientas escribo este breve recuento.

Por esos mismos años conocí una tecnología y una filosofía de vida que me cambio para siempre, el Software Libre y su producto estrella, GNU/Linux, pero ya eso es material para un articulo aparte, porque conlleva toda una vivencia de amores y desamores tecnológicos que hoy día me trajeron a ser un defensor y promotor a nivel regional del Software Libre.

Mi primer trabajo Freelance

Una amiga que estaba por graduarse en el liceo técnico (escuela secundaria) donde veían una materia sobre programación estructurada, necesitaba una asesoría en el diseño de un software de gestión de condominios para su residencia, algunas horas seria suficiente para terminar orientarlas, todo resulto muy diferente a lo que habíamos acordado y esa asesoría se convirtió en el desarrollo de un sistema nuevo de condominios, el resultado fue una excelente calificación y el sistema se empezó a usar en la residencia donde vivía mi amiga. Así fue como gane mi primer pago como desarrollador de software, vi el potencial que tiene esta profesión y/o oficio y como puedes solucionar la vida de las personas haciendo algo que te gusta y poder vivir de ello.

Es un gusto para mi poder compartir con ustedes mis vivencias y experiencia profesional, espero retribuir con mi conocimiento a tantas personas que me ayudaron y todavía lo siguen haciendo.

Deja un comentario